jueves, 10 de noviembre de 2011

CARTA DE DESPEDIDA DEL VICEDIRECTOR DE LA EPET Nº8

AUSENCIA 
La noticia me llegó hace unos 20 días ..en una carta .Ella señalaba que me debía retirar de la actividad docente, pues estaban dadas las condiciones  para ello..así de simple, así de frío.
Al principio, consternación mediante, no creía que ése momento hubiera llegado.
El sábado antes de las elecciones me fui a la Escuela, con el sol poniéndose, para entregarle a Ella un beso de despedida y a modo de gratitud, sabiendo que  detrás de ése silencio estaban Ustedes y casi 20 años de que me cobijara bajo su techo.
Y como ustedes, que pertenecen a ésa Comunidad, a la hora que escribo esto, seguramente estén ahí dentro…les entrego unas pocas palabras, también a modo de cariño , muchísimo cariño y muchísima gratitud y agradecimiento por los buenos momentos compartidos. De los malos-que hubieron- ni los recuerdo.
Siento extrañeza, porque a la mañana creo escuchar  “Aurora”…ver el rostro de los alumnos ..ver el rostro de todos ustedes, y como dice Fierro..” y era cosa de largarse cada cuál a trabajar..” o a ponerle el pecho a las balas…!  Destino el del docente, del educador  probo que no sabe de simplezas, sabe que debe arremangarse, en una tarea diaria, para 10 ,o 20 o 30, cuando no 40 alumnos.
Pude en estos tiempos percibir en carne propia, el grado de orfandad y desamparo en el que estamos inmersos los que oficiamos de directivos, por aquéllos que pretenden conducir la educación técnica en la Provincia . No hace falta ser un lego para comprender las estadísticas de deserción y desgranamiento en cada Establecimiento educativo . Qué duda cabe entonces para se comprendan que están faltando verdaderas políticas educativas!!
 La pregunta que me atrevo a formular, es si la Sociedad permitirá que se siga emparchando año tras año un bien tan preciado en la conducta humana como es la Educación.
Nuestra labor seguramente daría mejores frutos si pudiéramos entregar en el aula nuestra planificación,… brindarnos al sujeto pedagógico de enfrente con amor y cariño nuestros conocimientos.
Hacerlo por oficio y por desvelo-citando a A.Yupanqui-.
Pero sin pedir reconocimiento alguno, que ésa labor en el aula o taller sea respetada. Somos trabajadores de la educación y tal cual un alfarero, modelamos…he dicho más de una vez: ésta es una fragua ardiente y todos ,absolutamente todos ,cotidianamente tenemos la obligación de arrimar un carbón para que ése fuego no se apague..!!
Adios…ustedes estarán siempre en mi corazón .
Sinceros abrazos
                                                               Antonio Colillán
                                                           Vicedirector EPET Nº8 Nqn Cap.